Arabia Saudita: Colombiana habla de los problemas que enfrentan las extranjeras


Las restricciones que sufren las mujeres en Arabia Saudí también las padecen las extranjeras, como 'Rosa María', una colombiana que vive en uno de los campamentos petroleros de la región de Al Khobar y que prefiere no ser identificada.

"Ser mujer acá es un lío", le relató a EL TIEMPO -vía telefónica- la mujer, casada con un ingeniero petrolero inglés y quien vive en el país árabe desde hace tres años.

No podemos salir sin abaya, y manejar es impensable. Nosotros tenemos un chofer de confianza que uso, cuando el bus de la compañía no está disponible. Solo salgo del campamento para ir de compras. Trato de ir acompañada. De la campaña por permitir conducir a las mujeres solo se ha enterado por la prensa internacional y por los rumores que van de boca en boca, porque los medios locales no hacen ninguna mención del tema.

"La prohibición de manejar es solo uno de los problemas que las mujeres enfrontamos", cuenta, al recordar dos ocasiones en que ha tenido dificultades con la Policía moral ('Mutawa').

No es una pelea nueva

Hay un antecedente de la lucha de las mujeres por conducir: el 6 de noviembre de 1990 unas 47 damas, ataviadas con sus respectivas burkas, les quitaron las llaves a sus choferes y, en actitud retadora, se armaron en caravana por las calles de la capitalina Riad. Después de la euforia, se dieron las reprimendas, la pérdida de sus trabajos y el aislamiento, tras ser señaladas de 'inmorales'.


Usted puede acceder a este artículo en línea en:
http://conamaj.go.cr/observatorio/index.php/article/arabia-saudita-colombian